Supervisión Educativa: Clasificación de la información presentada

Este sitio presenta información relevante en el ámbito de la supervisión educativa.
La información la clasificamos en 6 categorías:
Sitios: resúmenes de información obtenida de sitios de Internet;
Videos: producciones que muestran temas interesantes relacionados con la educación;
Textos: resúmenes que realizamos de 4 textos;
Entrevistas: reproducciones de entrevistas textuales y en vídeo realizadas a personajes importantes en el ámbito educativo y entrevistas a supervisores escolares realizadas por miembros de nuestro equipo;
Folletos relacionados con el tema de la supervisión escolar y, finalmente,
SitiosPersonales : lugares que accesamos continuamente a título personal.
Datos: En la parte inferior se encuentra un resumen del SEN

Materia: Supervisión Educativa. Titular: Carmen Isabel López Delgado

Presentan : Martha Vega y A d r i á n A c e v e d o

Tipos de Información que encontrarás en este Blog

domingo, 1 de julio de 2007

Decálogo del Supervisor

Mostramos a continuación un resumen del Decálogo del Inspector,
este folleto es emitido por la Secretaira de Educación Pública, y le fue proporcionado
a Adrián por parte de la Supervisora Escolar que le ha apoyado en este curso

Decálogo de un Inspector
Por el Profesor. Jesús Isaías Reyes.

En todos los sistemas educativos se ha sentido la necesidad de un servicio de Supervisión, que se encargue de mantener la unidad, de conservar la esencia del
propósito y promover la superación en el trabajo, y por ello se ha creado.

El supervisor es así, un funcionario que planea y promueve, dirige y evalúa las actividades educativas que realiza un conjunto de maestros que tiene una función
común.


Para que esta actividad se realice con plenitud, se han hecho múltiples recomendaciones, las cuales ordenadas y extractadas se presentan en el Decálogo que se enumeran en este artículo; pero cabe advertir previamente que su aplicación reclama prudencia y reflexión , a fin de que antes de aplicar cada una de las sugestiones que se exponen, haya la preparación conveniente y sin distinción, se vaya logrando un adelanto firme y continuado y evitar la apariencia de un éxito y la crueldad de un fracaso.


1.- EMPRENDERÁS TU PROFESIÓN.

El hecho de tener como función principal dirigir la obra de profesionales, obliga al supervisor a conocer a fondo tanto la teoría como los secretos de la práctica en el difícil arte de educar. Además , es indispensable tener en consideración que se trata de realizar un trabajo que no es rutinario, que no obedece a normas estandarizadas y perennes, sino que es producto de una actividad en constante evolución, que se reforma con la sociedad y con la ciencia en que se apoya. Esto impone el deber de estar informado de las constantes modificaciones que la profesión reclama, ya sean de índole social o de carácter pedagógico concretamente


Como maestro debe el supervisor tener presente que el estimulo es siempre valioso y que, quien dirige una empresa, tendrá una respuesta proporcional al estímulo moral que ofrezca: el cual crecerá de valor, si logra previamente la estimación y el afecto de los colaboradores, pues toda obra educadora es labor de cooperación entre el que dirige y el que labora , entre el que enseña y el que aprende. Estimular los aciertos de los maestros es algo esencial.



2.- ENTENDERÁS TU SISTEMA.


Toda inspección es parte de un sistema de educación, la cual se inspira en la política social de un régimen gubernativo o determinado y, por ende, el inspector ha de ser un funcionario que interprete los ideales y los objetivos que presidan la acción gubernamental . Hay que recordar que se educa para una sociedad que ha de regirse por normas de una administración, que no sólo se preocupa por resolver los problemas del momento, sino por crear un clima propicio para que prosperen en lo futuro las tendencias que ahora lo inspiran.

De acuerdo con esta norma esencial, se deberán dirigir los trabajos escolares, orientar a los maestros y emprender campañas para incrementar y unificar los esfuerzos de educandos y educadores, dentro de ese conjunto armónico que se llama Zona.


Un inspector de educación que tenga una miopía en el aspecto sociológico de su tiempo, muy mal puede cumplir su función orientadora de maestros y encauzadora de escuelas .

Su falta de incorporación ideológica al sistema al que sirve, le hará traducir su labor a los aspectos secundarios, o bien a ser un saboteador, cuando menos por inercia de los principios que debe interpretar, que debe regionalizar y extender en el radio de su actividad.




3.- CONOCERÁS TU ZONA.


Es conveniente recordar que la educación tienes tres escenarios: el hogar, la escuela y la comunidad y que, por tanto, es indispensable conocer a fondo la vida social de la Zona, cuyo trabajo educativo se tiene el encargo de encauzar y mejorar. Conocer la zona de trabajo implica un conocimiento superior al turista, que solo recuerda conocer exterioridades y paisajes, sin penetrar al interior de la vida de los poblados que visita.

Para entender el trabajo educativo se requiere conocer la geografía física y humana de toda la jurisdicción en que se actúa .

El funcionario que dirija a conjuntos de maestros debe estar enterado no sólo de las necesidades de los pueblos, sino de sus posibilidades; de sus aspiraciones y de los senderos que haya para arribar a su satisfacción. Todo esto no se lee en informes o en libros; se aprende con el trato frecuente y afectuoso con la gente, en conversaciones con maestros padres de familia, con las observaciones diarias y, en fin, con la agudeza que da la convivencia en el trabajo, cuando hay confianza y comunidad de propósitos.


Hay que desechar la idea de que todas las zonas son iguales y que ya, cuando se tiene alguna práctica en la función supervisora, se tiene una idea cabal de la realidad de donde se va a laborar; esta suposición es falsa, pues en lo social lo uniforme no existe; cada grupo humano es diferente de los demás , como cada individuo nunca es igual a ningún otro. Hay que analizar y estudiar todos los datos que se vayan recogiendo de la realidad, ya que sin ese conocimiento no se puede iniciar algo con garantía de efectividad.


Si hay en la Zona grupos en pugna, y no se puede influir para que la unidad se restablezca, no se debe inscribir en ningún partido, pues la función de supervisar es servir en conjunto y no a una parte de él ; pero a todos ha de dar un trato semejante e invitarlos a empresas de beneficio común.


4.- TENDRÁS UN TRATO AMABLE.


El inspector que quiera hacer algo de provecho, tiene que dejar atrás toda idea de su superioridad y colocarse en el plano de compañerismo con todos los maestros. La jerarquía oficial ha de demostrarse con superioridad en el hacer y en la concepción de los problemas, en altura en los propósitos y en efectividad de las realizaciones : no se demuestra con altanería ni con pedantería, ya que tales actitudes tornan repulsivas a las personas y hacen dudar, con razón de la efectividad de su aptitud y de lo amplio y consistente de su saber. Se debe recordar que el pedante es la antítesis del pedagogo.


Si el inspector tiene un trato afable y sencillo, si habla sin ostentación y trabaja sin ostentación y trabaja con espíritu de trabajo , seguramente que podrá lograr realizaciones provechosas e su trabajo con autoridades y con comunidades, con hogares y con maestros.


5..- APOYARÂS A LOS MAESTROS.


La educación es una actividad cooperativa compleja y trascendente, hay que repetirlo. En cualquiera de sus niveles, siempre hay que tomar en consideración diversos factores que intervienen, ya que no es un hecho simple en el que una simple causa produzca un simple efecto. Por tanto el inspector ha de formar un cuerpo unificado con todos los maestros de su jurisdicción ha de ser un compañero que se empeña en la misma tarea y persigue los mismos propósitos,


Se ha dicho con insistencia que la inspección es, sobre todo una ayuda técnica, lo cual no ha de olvidarse, pero no hay que concretarse a una identificación en el plano de la tecnología: hay que elevar esa unidad al campo de lo personal , de lo amistoso y hacer del servicio de supervisión una fuente de compañerismo, de comprensión espiritual y de apoyo moral.


6.- DISCUTIRÁS CON MAESTROS.


Una relación estable, firme y significativa sólo se podrá tener con los maestros si hay un conocimiento personal mas o menos efectivo , es decir que se acreciente por un trato continuado, en que se hable de los trabajos que se proyectan y realizan. Es indispensable que el inspector tenga juntas con su personal para discutir planes de acción y formular planes para su periodo determinado. Si discutir pues, ha de ser la forma de ponerse de acuerdo . Las reuniones no han de ser simple auditorio, en que escuche la lectura de circulares y otros documentos valiosos , en que se dan instrucciones y que se reciban muestras calladas de aprobación.


El diálogo en el ramo educativo ha demostrado su eficiencia, tanto en el aula como fuera de ella.



7.- ESTABLECERÁS RELACIONES.


Una supervisión de servicios educativos debe establecer y mantener relaciones con todas las agencias cuya acción incida de alguna manera en la comunidad . Los educadores no deben sustituir , ni menos usurpar a funcionarios de salubridad, de economía , de industria o de agricultura , pero debería dar proyección educativa a la obra educativa que realicen estos agentes en los pueblos, en beneficio de la gente: deben, en lo posible, planear juntos, mas que para establecer programas, para acordar los mejores medios de realización .

También deben mantener relaciones los inspectores de educación , con instituciones culturales y sociales de la región , ya que como se expuso anteriormente, la obra educativa reclama el auxilio directo o indirecto de todas las fuerzas que tienen acción en la comunidad. En fin , la actitud del supervisor amistosa y cordial, se mantendrá siempre abierta para todos los actores potenciales de la obra que el tiene el encargo de dirigir y de impulsar.



8.- COMBATIRÁS LA OBSOLESCENCIA


Se ha dicho, y hay que repetirlo, que la educación modifica tanto con la sociedad a la que dirige, como con la ciencia que la apoya, Es por tanto, una exigencia del supervisor el combatir la obsolescencia en el ramo, tanto en el concepto , como en el procedimiento, Esta es una misión difícil tanto porque implica la obligación de estar al corriente de todos los avances en el campo de la pedagogía y disciplinas afines, como porque siempre hay resistencia al cambio en maestros que han sustentado por largos años un criterio determinado.


Mas lo importante no es que el supervisor sea un maestro estudioso, sino que enseñe y habitué a estudiar a los maestros para que a su vez ellos lo hagan con los alumnos . Dejará tareas a equipos de maestros para que estudien y presenten trabajos en las juntas generales . Esta actividad puede tener una significación futura, mayor que la que tenga para el momento en que se realiza,



9.- PROMOVERÁS ACTIVIDADES.


Una de las diferencias substanciales entre los conceptos de supervisión e inspección, consiste en que ésta solo ve lo que hace , lo compara con lo establecido y lo califica; en cambio la supervisión promueve, coopera y encauza las actividades desde su plantación hasta su pleno desarrollo. Así , una de las funciones mas valiosas de la supervisión es la de promover actividades que resuelvan problemas , satisfagan necesidades o eleven algunas de las realizaciones cotidianas . Para estas promociones siempre hay que recordar las urgencias mayores y la utilización de los recursos disponibles , a fin de despertar inquietudes y fomentar en todo lo posible la iniciativa y la creatividad.


El afán de impulsar actividades ha de ajustarse a la realidad de la zona en que se trabaje a fin de que la atención se dirija a lo que mas necesite y no ha de procederse por gustos personales o por preferencias culturales, pues tal proceder es nocivo para contraponerse al principio de integridad y equilibrio en que debe regirse el desarrollo de toda obra educativa. Además , al supervisar corresponde cuidar que no organicen actividades unas en detrimento de otras , pues la armonía en la formación del educando es fundamental.


10.- CALIFICARÁS TU ZONA.


Para que el trabajo educativo sea fecundo y pródigo en resultados, es indispensable que se desarrolle en un ambiente cordial. Hay que recordar que la educación es un problema de integridad y no de parcialismos: si se ha de educar al hombre entero, ha de hacerse que aprenda por medio de todos sus elementos intelectuales, afectivos y volitivos. Las iniciativas entre maestros prosperan si hay simpatía para ellas, si son acogidas con interés y con afecto se realizan.


Ningún supervisor de educación ´puede afirmar que tenga éxito en el plano de la promoción de actividades de orden educativo social, sino cuenta con el respaldo afectivo de los maestros que han de intervenir en los proyectos que se propongan. Solamente en ese clima se puede alcanzar el objetivo más alto: Crear una entidad
(La zona) con responsabilidad y con aspiración. Esta es una de las metas más elevadas a las que ´puede aspirar un supervisor de educación.


A esta cima de unificación plena se asciende lenta, pero firmemente cuando se trabaja con pasión, se dirige con afecto, y se actúa con constancia, pues la supervisión pedagógica no puede lograrse de espaldas a los principios del trato comprensivo de la humana solidaridad y de la personal consideración.

5 comentarios:

Carlos dijo...

Muy buen blog, le felicito. Tal vez le interese EL ARTE DE LA VENTAJA, libro virtual para descargar en

http://www.personal.able.es/cm.perez/Extracto_de_EL_ARTE_DE_LA_VENTAJA.pdf

Manual práctico para sobrevivir con astucia en el mundo. Lo que te han contado no es suficiente para triunfar: los conocimientos de este libro se aplican de forma inmediata con resultados excelentes.

Mas libros en
http://www.personal.able.es/cm.perez/

Un saludo

Adrian Acevedo, Martha Vega dijo...

Carlos:
Agradecemos su comentario y visitaremos la estantería virtual que nos propone.

Arnoldo dijo...

Excelente contenido. Mis felicitaciones para quienes lo hicieron posible, seguramente supervisores de zona. Es de esos textos que mucho nos llevan a la reflexión y sobre todo a la autorreflexión en cuanto a las tareas fundamentales que nos demanda la supervisión escolar. GRACIAS
Arnoldo Cantú V.

Anónimo dijo...

Muy buen articulo, estoy casi 100% de acuerdo contigo :)

Anónimo dijo...

Buen post, estoy de acuerdo contigo aunque no al 100%:)